2022-05-27
Vista del Gran Hotel Miramar en una imagen de archivo. /ñito salas

Las chicas, detenidas por un delito de estafa, pasaron tres noches alojadas en el establecimiento disfrutando de las instalaciones

Se alojaron en una de las mejores habitaciones de un hotel de lujo de Málaga, donde disfrutaron de una plácida estancia de tres noches durante la que no se privaron de nada. Homenajes gastronómicos en el restaurante, spa, servicio de habitaciones, mini bar… no dejaron casi ningún servicio del establecimiento sin probar, generando así una cuenta de casi 3.000 euros. Lo que no hicieron fue pagarla, algo por lo que la Policía Nacional procedió a su detención.

Los hechos tuvieron lugar a mediados del pasado mes de diciembre en el Gran Hotel Miramar. Las mujeres -una española de 54 años y la otra argentina de 57- llegaron el 12 de diciembre y se alojaron tres noches en una de las mejores habitaciones.

Se trata de la ‘deluxe sea’, una lujosa habitación con vistas al mar. 37 metros cuadrados cuidados al milímetro en los que hay hasta una sala de estar y un baño privado de mármol. Su precio: 375 euros cada noche.

En la cuenta que las mujeres dejaron sin pagar destaca un cargo hecho en el restaurante del hotel el mismo día que llegaron y que ascendía a 325,50 euros. Sin embargo, no fue el único gasto que hicieron ahí, ya que constan varias cuentas más de entre 81 euros y 173 cada una.

Gastos en el servicio de habitaciones de más de cien euros y hasta en el mini bar de la habitación de 68, que generaron un importe total de 2.759,50 euros, que no pagaron antes de marcharse del hotel. Lo que sí dejaron allí fue un coche en el aparcamiento, un servicio que se les cobró hasta el 23 de diciembre.

Ante esta situación, los responsables del hotel acudieron a la Policía Nacional para denunciar lo ocurrido. Los agentes abrieron una investigación que no tardó en dar sus frutos, ya que las mujeres se habían registrado en el establecimiento con sus datos, según han precisado las fuentes consultadas por este periódico.

La primera detención la practicaron en Benalmádena el 19 de enero. Los agentes engrilletaron a la mujer de nacionalidad argentina, que además se encuentra en situación irregular en el país, acusada de un delito de estafa y otro de resistencia a agente de la autoridad, ya que se habría opuesto activamente a su arresto.

La segunda detención tuvo lugar unos días más tarde. En concreto, el 25 de enero, cuando se arrestó a la segunda mujer, acusada de un delito de estafa, siempre según han indicado las mismas fuentes.

Abrir chat
contacta con nosotros!